Aprende a identificar tus logros


Un CV orientado a logros y resultados te permite expresar y demostrar tus habilidades de manera clara y específica.

¿Por qué es tan importante que tu currículum esté orientado a tus logros y resultados?

Muy sencillo, ya que de esta manera podrás expresar y demostrar tus habilidades.

Pongamos un ejemplo: es muy fácil explicar a la persona que tiene que leer un currículum que hiciste “A” o pusiste en marcha la iniciativa “B”, pero esto no le aporta al lector ninguna idea concreta del nivel de excelencia que has tenido en dicha tarea ni las herramientas que utilizaste para asegurar la consecución de tus objetivos.

Si incluyes resultados medibles en tu currículum (y lo haces bien), el lector obtendrá una imagen clara de distintos aspectos: tus habilidades, tu capacidad de trabajo en equipo y tus conocimientos. Además, podrá valorar si eres una pieza que encajaría en la organización.

 

Para identificar y poder plasmar tus logros en tu CV, debes hacerte a ti mismo/a una serie de preguntas:

1.    ¿Qué proyectos te han asignado en el pasado y por qué?

2.    ¿Te han considerado alguna vez como una persona de referencia? Es decir, alguien a quien tus compañeros o superiores acudían para hallar soluciones.

3.    Has implementado en el pasado alguna medida que ayudase a tu empresa a ahorrar o ganar dinero o a mejorar procesos (de comunicación, de fabricación, etc.)

4.    ¿Eres parte activa de la toma de decisiones?

5.    ¿Has liderado alguna iniciativa o equipo en tu empleo actual o anteriores empleos?

6.    ¿Eres un generador/a de ideas? ¿Sueles aportar soluciones rápidas a problemas del día a día? Si la respuesta es sí, ¿puedes destacar algún resultado?

7.    En alguno de tus anteriores empleos, ¿te han reconocido por tus tareas o resultados en un proyecto específico?

 

Estas son solo algunas de las preguntas que pueden ayudarte a crear el “mapa” de tus logros y traducir tu experiencia desde el valor añadido en cada puesto que has desempeñado. En resumen, es importante que en tu currículum vitae expongas no solo aquello que has hecho (experiencia laboral), sino aquello que has aportado a tu puesto, y aquello que tu puesto te ha aportado a ti. Cuantificar tu experiencia y esfuerzos contribuirá, sin duda, a dar una mejor presencia a tu currículum vitae y a maximizar tus oportunidades de obtener el trabajo que deseas.